¿No sabes qué lima elegir? Aquí la solución.

¿No sabes qué lima elegir? Aquí la solución.

¿Cómo saber cuál lima de uñas se debe utilizar?

Uno de los aspectos que suele causar mayor confusión en torno a las limas para uñas, es el gramaje. A eso se refiere el número que las identifica; el cual, a su vez, hace referencia a la cantidad de granos que se encuentran en un centímetro cuadrado del producto. Con ello, se garantiza que, en todo lugar, las mismas ofrezcan una variedad estandarizada de niveles de porosidad, permitiendo que se logren los resultados deseados.

Existen limas con gramaje desde 80 gr/cm² hasta 1200 gr/cm² y esto sirve de orientación para saber cuál usar, de acuerdo al objetivo buscado. En la medida en que el valor sea mayor, más suave será la superficie. Sobre tal base, las limas de uñas se clasifican de la siguiente manera:

  • 80 a 150 granos. Son muy gruesas y, por eso, no se recomiendan para las uñas naturales. Y aunque sirven para dar forma a las uñas de acrílico o de gel, ya no se utilizan desde hace muchos años.
  • 180 a 220 granos. Pueden utilizarse con uñas naturales y artificiales; sirven para alisar la superficie.
  • 400 a 600 granos. Ayudan a dar un mejor acabado a la uña.
  • 900 a 4000 granos. Se utilizan para pulir la uña y darle brillo.

¿Cómo elegir la lima correcta?

Una lima no se adquiere bajo la misma premisa con que se compran otros productos. Por una parte, deben tenerse presente los conocimientos acerca de la calidad de los materiales con que ha sido fabricada, su diseño y las ventajas de uso que aporta. Y por la otra, no debe olvidarse las preferencias de cada cliente y la diversidad de circunstancias en que se utilizará.

Ahora bien, es imposible satisfacer tantos objetivos con un solo instrumento. Así que lo primero que debes tener en cuenta, como profesional, es que te resultará indispensable disponer de un set de limas compuesto por unidades de diferente gramaje, con los cuales podrás enfrentar todas las necesidades de tus clientes.

 


Publicación más antigua